Director de tesis. Agudo Torrico, Juan

Fronteras Culturales: La construcción de los límites culturales en el Valle de los Pedroches.
Los límites son objeto de estudio recurrente en el desarrollo de la teoría antropológica. Diferentes trabajos abordan los límites culturales en una multiplicidad de acepciones: límites en el tiempo, límites espaciales, límites étnicos... Unos y otros han tenido un papel principal entre antropólogos y antropologías abordados a partir de una gran diversidad de enfoques En nuestra investigación hemos acotado el objeto de estudio desde la amplitud que sugiere el término de límite para los antropólogos a su concreción en los límites políticos y por ello dimos preferencia al término de frontera, porque su acepción más frecuente es la política. Los estudios de fronteras estatales han copado también un lugar destacado entre los científicos sociales. Y, más en concreto, se han desarrollado investigaciones desde la Antropología, que nos llaman la atención sobre la significación que en la construcción del estado-nación tiene el recurso a la homogeneización cultural como forma de legitimación. Teniendo relación con estos estudios, el trabajo que ahora introducimos tiene una diferencia principal: no se trata de fronteras entre estados sino de las “fronteras” intraestatales, creadas a partir de las delimitaciones que el Estado construye para la organización del territorio y, por tanto, para el ejercicio de su soberanía. Las “fronteras políticas” interiores no han sido objeto de una especial dedicación a pesar de que la nueva coyuntura las convierte en laboratorios privilegiados. De la misma forma que la integración en la Unión Europea y, la anunciada apertura de las fronteras nacionales entre sus estados miembros, potenció la mirada antropológica sobre éstas, las dinámicas actuales de avances en el proceso de globalización y sus efectos de reacción local que vuelven, esta vez desde el interior, a cuestionar la unidad de los viejos estados nacionales, multiplican sus interés como objeto de estudio. En el caso del Estado español, en el que la homogeneización cultural nunca tuvo los efectos esperados, el desarrollo del Estado de las Autonomías nos ofrece la posibilidad de analizar el proceso de construcción y redefinición de los límites políticos y del consiguiente proceso de integración territorial. Y el valle de los Pedroches es un lugar idóneo como estudio de caso. Las diecisiete poblaciones, situadas en el “pico” del mapa andaluz que cada vez tenemos más interiorizado en nuestras mentes, añaden a su condición de límite provincial y regional y de encrucijada entre tres provincias (Ciudad Real, Badajoz y Córdoba) y tres Comunidades Autonómicas, una peculiaridad: su identificación como una comarca, el Valle de los Pedroches, que no es un valle, y que limita con otros valles no andaluces (La Alcudia y La Serena). Nuestra metodología aborda la relación imprescindible entre el caso particular y los acontecimientos globales, aproximándose a los fenómenos sociales desde el reconocimiento de la interacción entre las dinámicas de globalización y localización. Una y otra, antes que dos extremos estáticos y paralelos, son dinámicas “...opuestas, pero complementarias, y su desarrollo y consecuencias están en la base de todos los fenómenos y paradojas contemporáneos”, siendo además el resultado de un mismo proceso: el proceso de mundialización (Moreno, I. 2000: 124). Y esta indicación no es una simple etiqueta apriorística sino que es un posicionamiento metodológico tan presente como necesario para la interpretación de la realidad observada. Si no fuera así, no hubiéramos tenido en cuenta, o al menos no de la misma forma, los fenómenos socioeconómicos del sector lechero o las acciones de protestas contra la instalación de un cementerio de residuos nucleares en la zona, situaciones ambas que, como veremos, son ejemplos claros tanto de la adaptación e instrumentalización de lo global en lo local como de la inserción de lo local en lo global. Con independencia de estos casos concretos, el reconocimiento de la interacción globalización y localización es necesaria en una investigación que, como la nuestra, aborda la cuestión de los límites político-administrativos, concibiéndolos no como realidades inmutables, sino en constante redefinición de acuerdo al marco general y particular en el que se definen y construyen. Como adelantáramos más arriba, estamos asistiendo, y así lo reconocen los trabajos que abordan las fronteras del Estado español, a un doble proceso que se basa en la cesión, y por tanto pérdida, de soberanía por parte del estado-nación. Por un lado, éste cede competencias a instancias supranacionales que por definición se amplían a partir de la delegación de sus socios. Por otro, se ve presionado en el interior del territorio estatal, en el que se cuestiona la concentración de poder central. Nos encontramos entonces con tres niveles (supraestatal, estatal y subestatal) resultantes de ese proceso de vaciamiento del protagonismo de los estados (Moreno Navarro, I. 1999;120). Se materializa esta dinámica, en nuestro contexto, en los avances de la Unión Europea y en el Estado de las Autonomías y en las consiguientes reestructuraciones de soberanías y competencias que tendrán su incidencia sobre los viejos límites y sus bases de legitimación. En este orden de cosas, los límites estatales, inter e intra, transforman su significación y su interpretación a cargo tanto de los centros de poder como de las periferias liminales. Pensemos, por ejemplo, en las incidencias que en una comarca, en la que despunta la ganadería bovina, van a tener las nuevas disposiciones europeas en torno a la producción lechera o la obligación de establecer alianzas supramunicipales para el acceso a los fondos europeos de desarrollo regional. Si obviáramos el marco de la doble dinámica global y local cercenaríamos el análisis, produciendo un resultado que desprecia fenómenos claramente observables en el terreno y que ratifica a estas localidades enfrentándose a las distintas cuestiones como productos endógenos, no de la interacción de ambos aspectos, a la manera de algunos autores de la crónica local, que ven en la situación aislada del área la justificación clara de la idiosincracia de sus pueblos. Consideramos la actualidad como continuadora de las dinámicas emprendidas con la modernidad, es decir, como una fase, nueva y especifica, del proceso de mundialización y no, como se defiende en determinados discursos triunfalistas, como un nuevo orden de innovación y de ruptura con respecto al pasado. Y por ello, en tanto nueva fase, sus efectos e interacciones no pueden despreciarse en el estudio diacrónico de la implantación de un modelo de administración territorial en un área periférica, modelo que está sujeto a las redefiniciones de las soberanía estatal y a la constitución de una Comunidad Autónoma que recurre a referentes étnicos para su legitimación. Frente al pronóstico superfluo de un mundo unificado y homogéneo como destino irreversible de la globalización económica, las identidades étnicas, y el cuestionamiento de la soberanía de los viejos estados-naciones se constituyen en fenómenos de la localización que lejos de desarrollarse paralelamente a la globalización, son partes esenciales de ésta. No obstante ni el nacionalismo ni el denominado regionalismo, en tanto discursos y acciones sociopolíticas, son recientes en el mundo, ni por supuesto en el Estado español, como tampoco lo son las reflexiones y aportaciones científicas en el uso y delimitación del concepto identidad como categoría de análisis. De hecho, justo al contrario, no sólo la cuestión nacional sino, el propio debate sobre el alcance y utilidad del concepto identidad, en este caso étnica, ha ocupado y copado numerosos ámbitos y espacios en las ciencias sociales.
La Contemporaneidad de la arquitectura rural: adaptación, resistencia, o dilatación.
La tesis aborda el estudio de la realidad de la arquitectura rural desde una visión multidisciplinar asumiendo la perspectiva de las diferentes ciencias que trabajan sobre el territorio rural, para proponer una lectura profunda de su problemática y establecer modos de actuación arquitectónica que resuelvan los efectos negativos detectados. Este tipo de actuación arquitectónica se argumenta desde un análisis de la relación entre hombre y territorio que se apoya en formulaciones filosóficas y poéticas y que se contrasta en dos estudios de caso sobre arquitecturas concretas.
Patrimonio, Discursos Identitarios y Recursos Turísticos. Creación e Interpretación de las Imágenes de Andalucía por el Turismo Japonés.
En el presente trabajo me intereso por estudiar la manera particular en la que los turistas japoneses perciben e interpretan el patrimonio cultural andaluz a través de las relaciones turísticas. La elección del tema fue resultado de la confluencia de dos líneas de investigación: por un lado, el patrimonio cultural; por el otro, la cultura japonesa. A lo largo de mis años de formación me especialice en estos ámbitos como campos de estudio separados, pero a la hora de acometer la investigación doctoral opté por la búsqueda de un punto de confluencia, abordando ambas cuestiones de manera conjunta.   La importancia del turismo en nuestra comunidad hace que la investigación en estas materias sea absolutamente necesaria, no solo en términos socioeconómicos o de marketing, sino también en lo que respecta a la construcción y exportación de imágenes turísticas y a como estas son interpretadas por los colectivos que nos visitan. Por ello, en el presente estudio se pretende describir en profundidad la imagen construida de Andalucía, considerando su interpretación por uno de los colectivos que más se interesan por su riqueza patrimonial (música, baile, gastronomía, arquitectura,...) y con una mayor demanda turística: el japonés. Nuestra propuesta es conocer y analizar la imagen de Andalucía particular que se presenta en Japón y la percepción e interpretación de la misma, considerando todo su proceso de construcción desde la propia Andalucía. Nos interesa, además, conocer como se relaciona la interpretación de los aspectos culturales andaluces con la identidad étnica del colectivo japonés, y hasta qué punto guarda relación con la demanda turística.   Para el desarrollo de nuestro trabajo partimos de Andalucía como una realidad cultural con señas de identidad bien definidas. Algunas de esas señas de identidad se potencian como un recurso para el fomento de la demanda turística y para la elaboración de itinerarios y ofertas atractivas, tanto desde la propia Andalucía como desde otros países. De acuerdo con este mercado turístico, determinados elementos o señas de identidad seleccionados colaboran a una reconstrucción idílica, romántica y tradicionalista de Andalucía; una imagen que en algunos aspectos se pretende justificar como consustancial a la historia de nuestra comunidad y que remiten a viejos arquetipos.   Es fundamental revisar la imagen construida sobre Andalucía para el fomento del turismo; una imagen perfilada tanto desde la propia Andalucía como desde el conocimiento que se tiene de nuestra tierra en los países de donde proceden los turistas que nos visitan. Mediante el conocimiento de esta imagen y su interpretación podemos reflexionar sobre la aparición de estereotipos, distorsiones y omisión de determinados aspectos. Es indiscutible la necesidad de regular y contextualizar las actividades turísticas de manera que no impliquen un impacto nocivo en el patrimonio cultural andaluz. Como fin último, esto puede permitir una promoción de aspectos turísticos relacionada con una imagen más exacta de la realidad andaluza, poniendo en valor la notable diversidad de sus señas de identidad especificas y su patrimonio cultural, y articulándolos de manera atractiva para el colectivo al que haremos referencia (japonés); considerando asimismo la relación de determinados aspectos de la cultura andaluza con la cultura japonesa. Consideramos, además, la existencia de una serie de imágenes universales que, procedentes en gran medida del imaginario romántico, ha calado en los imaginarios sociales globales, influyendo del mismo modo en la propia comunidad que es representada.   Para poder realizar el análisis que proponemos hay que tener presentes numerosos factores, entre los que debemos señalar las identidades étnicas de referencia, las motivaciones particulares que propician los desplazamientos turísticos, el mercado que los orienta y la percepción sobre la realidad social de la Andalucía a visitar. Por lo tanto, nos resulta clave el análisis de los discursos selectivos y las interpretaciones que se hacen de algunos de los rasgos culturales distintivos de la cultura andaluza seleccionados en este proceso de creación de una determinada imagen demandada como recurso turístico.   El análisis de estos aspectos se llevara a cabo desde la Antropología Social, permitiendo un abordaje holístico de la cuestión que se plantea. Se han tomado como referencia los estudios realizados en el ámbito del patrimonio cultural, de la imagen y en la antropología del turismo, de donde tomamos los conceptos teóricos para el desarrollo de la investigación.   La complejidad de la presente investigación se encuentra en la necesidad de profundizar en las formas de interpretar las imágenes discursivas sobre la realidad andaluza por parte del colectivo turístico japonés. Para ello, es requerimiento indispensable un conocimiento tanto del idioma como de las claves culturales que nos permitan aproximarnos lo máximo posible a las estructuras mentales de pensamiento propias de la población japonesa. Pautas de comportamiento, normas sociales de conducta, formas de construir los discursos y prácticas culturales, entre otros aspectos, deben ser bien comprendidos para ahondar en la manera particular de percibir e interpretar “al otro”.   Las imágenes culturales se construyen a partir de una concreta selección de los referentes (señas identitarias) que conforman una determinada identidad étnica. Nuestro patrimonio cultural, tangible e intangible, constituye el principal testimonio de esta identidad, conformada a través de la historia y manifiesta en el presente en múltiples expresiones culturales. Pero no todas estas manifestaciones se activan de igual manera y con idénticos fines sociopolíticos o económicos. El auge del turismo y la creciente demanda del turismo cultural están actuando como uno de los principales medios para una determinada selección y puesta en valor de dicho patrimonio cultural, a la vez como referente identitario colectivo y recurso económico. Para esta puesta en valor como recurso, es necesaria la elaboración previa de un determinado discurso que resalte la significación y singularidad de los testimonios seleccionados y su atractivo dentro del mercado turístico actual, cada vez más estructurado. En concreto, centraremos nuestra investigación en cuáles son los elementos del patrimonio cultural andaluz seleccionados por parte de la industria turística japonesa, en cómo se interpretan estos aspectos y en cómo esta interpretación influye en la motivación del turismo japonés y en la preferencia por determinadas ciudades o lugares de Andalucía.   En base a todo esto, como hipótesis de trabajo planteamos que las señas de identidad andaluzas se manipulan por diferentes instituciones turísticas para conformar un determinado discurso que, en el caso japonés, se ha correlacionado con una determinada contraposición con sus propios patrones culturales, dando lugar a una interpretación particular y diferenciada que suele medirse en términos de oposición y complementariedad entre diversos aspectos culturales. Consideramos que la situación particular que atraviesa actualmente el país de crítica y reafirmación simultaneas de la tradición japonesa favorece la búsqueda de lugares turísticos que proporcionen una visión romanticista y tradicionalista, colaborando a la reafirmación (o a la crítica en su caso) de la propia cultura japonesa.   Para la comprobación de nuestra hipótesis y como guía durante todo el proceso de investigación, presentamos tres objetivos generales que, para mayor concreción, se exponen fragmentados en diversos objetivos específicos:   A) Describir en profundidad la imagen construida sobre Andalucía (desde una perspectiva turística) y su interpretación por los japoneses. Nos fijaremos en el proceso de construcción y en la interpretación de los diferentes aspectos culturales empleados para ello por el colectivo japonés.   A-1-. Definir el proceso de construcción de esta imagen, considerando cual es su origen y como se modifica e interpreta por los diferentes colectivos o entidades (instituciones turísticas, públicas o privadas, andaluzas y japonesas, población japonesa en general y turistas japoneses que visitan Andalucía).   A-2-. Elaborar un diseño de esa imagen construida empleando los diferentes aspectos pertenecientes al patrimonio cultural andaluz que se articulan en el proceso de construcción.   Sin que sea una clasificación exhaustiva, entre los aspectos a reseñar estarían: rituales y fiestas tradicionales, gastronomía, música y baile, paisaje, arquitectura, indumentaria y artesanías tradicionales. En cada una de ellas, valoraremos como se emplean para potenciar la demanda turística, como se interpretan y de qué forma se materializan en diferentes experiencias, compras, itinerarios y visitas.   A-3-. Conocer la interpretación de los diferentes aspectos culturales empleados para la construcción de la imagen de Andalucía por el colectivo japonés.   B) Estudiar de qué forma incide la imagen e interpretación de Andalucía en el turismo japonés, atendiendo a las siguientes cuestiones:   B-1-. Cuáles son las principales señas de identidad andaluzas que se seleccionan y potencian para la promoción turística, tanto desde Andalucía como desde Japón. Nos interesamos por los discursos construidos mediante texto escrito u oral y mediante imágenes.   B-2-. Como influye la imagen construida en la elección de Andalucía como destino o en el interés de visitarla.   B-3-. Cuáles son los destinos más demandados, los itinerarios solicitados con regularidad y los tipos de viajes y visitas más frecuentes realizados por el colectivo japonés a Andalucía.   B-4-. Qué tipo de itinerarios se ofertan, que visitas contemplan, cuales son los aspectos relativos al patrimonio cultural andaluz que pretenden mostrarse en ellos, y cuáles son los valores que se asocian.   B-5-. De qué manera se construyen los discursos en las visitas guiadas e itinerarios, para conocer que cuestiones y aspectos culturales se muestran y cuales se obvian.   C) Establecer una relación entre la interpretación que realizan los japoneses de los aspectos culturales andaluces y la autopercepción de la cultura nipona, interesándonos en los “paralelismos” y las “diferencias” percibidos tanto por el colectivo japonés que ha visitado Andalucía como por el que no lo ha hecho.