Autor de tesis. Alés Pavón, Inés

Cáncer de mama masculino en los hospitales de Sevilla.
INTRODUCCIÓN: El cáncer de mama en el varón es de escasa frecuencia, representando sólo un 1% de todos los cánceres de mama, tanto de la mujer como el varón, lo que condiciona diagnósticos más tardíos y ensombrecen el pronóstico. MATERIAL y MÉTODO: Se plantea un estudio retrospectivo de recogida de datos en la provincia de Sevilla, en el período comprendido desde Diciembre de 1981 hasta Diciembre de 1996, mediante la revisión de 32 protocolos clínicos de los Servicios de Cirugía y/o Oncología de los Hospitales: H.U.V. Rocío, H.U.V. Macarena y H.U.V. Valme. RESULTADOS: La edad media de presentación fue de 58,13 años, no existiendo diferencias notables entre la mama izquierda o derecha para la frecuencia de aparición de la neoplasia, siendo su localización predominantemente retroareolar. La tumoración indolora fue el primer síntoma de aparición en el 56,25% de los casos. El tiempo medio transcurrido desde la aparición del primer síntoma hasta que el paciente consulta fue de 25,75 meses. La demora media desde el diagnóstico hasta el tratamiento fue de 1,27 meses. La PAAF se practicó en el 65,6% de los casos, siendo positiva en casi todos. Los marcadores tumorales se les practicaron a 24 pacientes, estando incrementados en 16 de ellos. El resultado predominante de la anatomía patológica fue de carcinoma ductal infiltrante y el tratamiento quirúrgico más practicado fue el mastectomía tipo Patey. Hubo recidivas locales en el 50% de los casos y la supervivencia a los 2 años fue superior al 50%. CONCLUSIONES: Se observa de suma utilidad la realización de PAAF, TC, ecografía mamaria, gammagrafía ósea, marcadores tumorales y receptores hormonales como parte del protocolo de estudio de estos pacientes. Coincidiendo con la literatura consultada, se destaca el predominio del carcinoma ductal infiltrante sobre cualquier otro tipo de tumor, así como en la técnica quirúrgica, siendo la más practicada la mastectomía tipo Patey. La supervivencia a los dos años, coincide a la estudiada en otras series, siendo superior al 50%, pudiendo decrementarse si el estudio se prolongase hasta los diez años. Debería instaurarse un protocolo unificado para el estudio diagnóstico, estadiaje, tratamiento quirúrgico y complementario para este tipo de pacientes.