Autor de tesis. Alarcón Reyero, María Arantzazu

Modelo de comportamiento de milonitos de falla basado en medidas de deformación.
Para entender los procesos sísmicos, interpretar las observaciones de campo, predecir comportamientos futuros y diseñar estrategias de observación se precisa un modelo adecuado para las zonas de falla. Se ha progresado mucho, empleando leyes de incrementos de velocidad y variables de estado basadas en datos de laboratorio que muestran que el rozamiento entre superficies de roca depende de la velocidad. El objeto de este trabajo es usar el esquema precitado de incrementos de velocidad y variables de estado para interpretar las medidas directas de deformación de corte en una zona de milonito simulado, en contraste con trabajos anteriores basados en medidas tomadas en una superficie rozante. Los ensayos se han llevado a cabo en un aparato de compresión en deformación plana que permite el registro fotográfico del proceso de deformación. En el modelo numérico los parámetros de un sistema con un grado de libertad muelle-deslizadera se ajustan comparando las respuestas, calculadas y observadas, a diferentes cambios de velocidad. El objeto del modelado es relacionar las medidas locales en la zona de falla a medidas globales, mediante la respuesta del muelle-deslizadera. Se llevan a cabo simulaciones numéricas para calcular los efectos del flujo local de fluido en la evolución y desarrollo de la estructura de la banda. En primer lugar, se estudian dos casos límite: uno muy rápido en que no hay tiempo para el intercambio de masa fluida (sin drenar) y otro tan lento en que el intercambio de la masa fluida entre las capas impide cualquier diferencia de presión intersticial (drenado). Se estudian luego varios casos de respuestas al corte, para diferentes valores de la velocidad de desplazamiento entre los dos límites citados. Los resultados muestran que si la velocidad de desplazamiento es suficientemente alta y cambia con el tiempo, aparece un punto en la respuesta al corte. Las velocidades de desplazamiento en los datos de laboratorio, para el material particular ensayado, son tan lentos que la respuesta al corte, en este caso, no puede distinguirse del límite drenado. En general, para un material con un valor más pequeño del coeficiente de permeabilidad, la influencia del efecto del flujo fluido es menos pronunciado que los intrínsecos, debido a las variaciones de velocidad y las variables de estado.